Enfermedades de Transmisión Sexual

Las enfermedades de transmisión sexual (ETS) son infecciones que se adquieren al tener actividades sexuales (penetración vaginal, sexo anal  u oral) con alguien infectado. Existen  diferentes tipos de ETS que afectan tanto a hombres como a mujeres generando graves problemas de salud, pudiendo ser causadas por bacterias, parásitos y virus.  A continuación encontrará un listado de las ETS más comunes con información que puede ser valiosa para usted:

En qué consiste esta enfermedad?

Es una infección crónica, causada por los virus del herpes tipo 1 (VH1) y principalmente, tipo 2 (VH2). El VH1 pude causar herpes genital pero con más frecuencia causa infecciones de la boca y los labios asociadas a episodios de fiebre (conocidos popularmente como “fuegos”). La primera manifestación suele suceder aproximadamente a las dos semanas del contacto sexual, con síntomas similares a la gripa y una o más lesiones tipo ampolla en los genitales o el recto, las cuales se rompen formando pequeñas úlceras muy dolorosas que tardan alrededor de dos a cuatro semanas en curarse.

Cómo se contrae ésta infección?

El VHS-1y 2 pueden encontrarse en las ampollas causadas por los virus y ser liberados al romperse, pero entre brote y brote los virus también pueden ser liberados por la piel que no tiene ampollas o llagas. La infección por VHS2 ocurre durante el contacto sexual con alguien que tiene una infección genital por VHS-2. El virus puede ser transmitido por una pareja sexual infectada que no tiene una ampolla visible y que incluso, pude no saber que está infectada.

El VHS-1 puede causar herpes genital, pero más comúnmente se asocia a ampollas en la boca y los labios que aparecen durante episodios de fiebre y que se conocen popularmente en nuestro medio como “fuegos”. La infección genital por VHS-1 puede ser causada por contacto oral-genital o contacto genital-genital con una persona que tiene la infección. Los episodios de recurrencia del VHS-1 son menos frecuentes que los del VHS-2.

Cómo se diagnostica la infección?

Se han desarrollado métodos de laboratorio para identificar la presencia del virus, principalmente a través de estudios de secuenciación genética y cuantificación de anticuerpos. Sin embargo, la forma más rápida y efectiva de identificar y tratar los síntomas es a través de la consulta con su urólogo.

Cuáles son los signos y síntomas?

Cuando la infección es manifiesta, aparece con las lesiones tipo ampolla que al romperse se convierten en pequeñas úlceras que generan dolor intenso y ardor. El virus permanece de forma indefinida en el cuerpo, por lo cual pueden presentarse otros brotes semanas o meses después de la primera aparición (llamados episodios de recurrencia), los cuales casi siempre son menos dolorosos y tardan menos en cicatrizar; las recurrencias pueden asociarse o no a fiebre, malestar general como el causado por la gripa y crecimiento ganglionar. Una vez diagnosticada la enfermedad, se pueden esperar alrededor de cuatro o cinco recurrencias en un período de un año. Típicamente la frecuencia de aparición de los brotes tiende a disminuir con el paso del tiempo.

Que problemas graves de salud puede conllevar la infección por Herpes?

* Las mujeres embarazadas pueden contraer la enfermedad con serias consecuencias potencialmente mortales para el bebé.

* La presencia de úlceras herpéticas en el tracto genital favorece la posibilidad de adquirir la infección por VIH, al tener superficies expuestas que puedan entrar en contacto con una persona infectada con VIH-SIDA.

* Sean graves o no los síntomas, el herpes genital causa con frecuencia angustia y preocupación en las personas que saben que están infectadas. La consulta médica oportuna puede ayudar a aclarar dudas, iniciar manejo oportuno para el alivio de los síntomas y conocer las medidas necesarias para evitar la transmisión de la enfermedad.

Existe cura para la infección genital por Herpes?

No existe un tratamiento para curar el herpes pero existen medicamentos que combaten el virus y pueden acortar la duración de los síntomas y demorar la aparición de nuevos brotes. Cuando una persona que tiene la enfermedad toma estos medicamentos diariamente y según la orden médica, puede disminuir la posibilidad de transmisión a su pareja. Consulte al respecto con su urólogo.

Que puedo hacer para evitar el contagio?

La manera más segura de evitar el contagio de enfermedades de transmisión sexual, incluido el herpes genital, es la abstinencia sexual o la monogamia mutua con una pareja que sabe que no está infectada.

Si una persona conoce que está infectada y presenta algún signo o síntoma de la enfermedad (arriba descritos) debe abstenerse de tener relaciones sexuales con personas no infectadas. Aún si no hay úlceras activas se puede transmitir la enfermedad, así que el uso de condón cuando no hay síntomas es mandatorio ya que el uso adecuado y regular de condones puede disminuir el riesgo de ser contagiado. Sin embargo, as úlceras por Herpes genital pueden aparecer en área genitales que hayan o no estado cubiertas por un condón durante la relación sexual. Es importante recordar que personas sin síntomas (que incluso pueden no saber que están infectadas) pueden contagiar a sus parejas y por lo tanto deben usar condón para reducir el riesgo de transmisión hasta realizar las pruebas diagnósticas confirmatorias necesarias.

En qué consiste ésta infección?

Esta es una ETS causada por una bacteria llamada Treponema Pallidum, la cual pasa de una persona a otra a través del contacto con una úlcera generada por la infección. Las úlceras suelen aparecer principalmente en los genitales externos, la vagina, el ano, recto, labios y boca. La transmisión ocurre durante las relaciones sexuales por contacto oro-genital o genital-genital. Esta infección no se propaga por el uso compartido de inodoros, piscinas, ropa o cubiertos. Una mujer embarazada puede transmitir a su bebé la enfermedad durante el embarazo.

Cuáles con los síntomas de la infección?

Muchas personas infectadas no presentan síntomas durante años, pero corren el riesgo de presentar complicaciones asociadas a una fase avanzada de la enfermedad si no son tratados de inmediato. La aparición de esta enfermedad se ha dividido de forma médica en tres fases:

Primaria: se caracteriza por la aparición de una sola (llamada chancro) o varias úlceras, las cuales pueden manifestarse entre los 10 y 90 días post contacto sexual (promedio de 21 días). El chancro es una úlcera pequeña, dura y no dolorosa que aparece en el sitio por donde la bacteria entró al organismo y dura aproximadamente 3 a 6 semanas y desaparece sola si no se ha tratado. Si no se administra el medicamento indicado, la infección por la bacteria avanza (incluso si no se han presentado síntomas).

Secundaria: aparecen brotes en la piel (puntos pequeños rojizos y rugosos que pueden comprometer las palmas de las manos y plantas de los pies) y erupciones en las mucosas (ejemplo, la superficie de la boca o el ano), que no generan picazón y que incluso pueden pasar desapercibidas. Este brote puede aparecer cuando el chancro se está curando o algunas semanas después. Otros síntomas pueden ser fiebre, aumento del tamaño de los ganglios, pérdida de peso, fatiga, dolor de cabeza, pérdida del pelo en algunas áreas. Si la enfermedad no es tratada los síntomas pueden desaparecer solos pero la infección puede seguir avanzado.

Terciaria: se instaura cuando desaparecen los síntomas de las fases primaria y terciaria y la persona no ha recibido tratamiento antibiótico (ocurre hasta en el 15% de los casos que no han recibido tratamiento). Los síntomas de esta fase pueden manifestarse hasta 20 años después del contacto sexual que generó el contagio afectando órganos internos como el cerebro, los nervios, los ojos, el corazón, los vasos sanguíneos, los huesos y las articulaciones. La infección en este momento puede generar fiebre, dificultad para coordinar los movimientos, parálisis, ceguera gradual y demencia. Las secuelas pueden ser graves e incluso mortales.

Quienes están en riesgo de contraer la enfermedad?

La enfermedad se contrae por el contacto con una úlcera sifilítica. En las mujeres embarazadas, la enfermedad puede ser transmitida al feto durante la gestación. Las personas que están en la fase primaria o secundaria pueden transmitir la infección aunque no se hayan dado cuenta de que tienen úlceras (pueden ser pequeñas y en localizaciones que las hacen de difícil detección como la vagina, el recto o la boca) o no sepan que están infectadas. Según datos del Centro para el Control de Enfermedades de los Estados Unidos, en el 2006, los casos de sífilis primaria y secundaria diagnosticados en ese país correspondieron a hombres que mantenían relaciones sexuales con hombres.

La presencia de chancros hace que sea más fácil contraer el VIH ya que las úlceras implican una ruptura del mecanismo normal de defensa de la piel contra las infecciones. Estas úlceras tienden a sangrar fácilmente y si se entra en contacto con la mucosa bucal o rectal durante la relación sexual, aumentan la posibilidad de infección por VIH. Se ha calculado que el riesgo de contraer VIH es 2 a 5 veces mayor si la persona expuesta al virus tiene sífilis.

Cuáles son las consecuencias que puede sufrir un bebé infectado?

Depende de cuánto tiempo haya estado infectada la mujer en el embarazo y en qué fase se encuentre la enfermedad; según lo anterior, se corre el riesgo de que el bebé nazca antes de tiempo, nazca muerto o fallezca días después de nacido. Si la enfermedad no es diagnosticada y tratada, estos bebés pueden sufrir retraso en su desarrollo, convulsiones, sordera, alteraciones en la formación ósea o ceguera, entre otras.

Cómo se diagnostica la enfermedad?

Lo más importante y rápido es consultar con el médico si se presenta algunos de los síntomas descritos. Se puede tomar una muestra del chancro y observar la bacteria al microscopio. Poco tiempo después de la infección las personas desarrollan anticuerpos contra la bacteria; estos pueden ser detectados a través de un análisis de sangre. Los anticuerpos van a encontrarse elevados después de meses o años de haber tratado efectivamente la enfermedad con antibióticos. Toda mujer embarazada debe realizarse análisis para detectar la enfermedad, así como personas que hayan sufrido otras ETS o SIDA.

Cuál es el tratamiento para la Sífilis?

Según la fase de la enfermedad se pueden administrar penicilina (una o varias dosis) u otro tipo de moléculas si hay historia de alergia a la penicilina. Los remedios caseros no sirven y recuerde que si bien los síntomas pueden ceder solos, la enfermedad sigue su curso. El tratamiento antibiótico evita que la enfermedad progrese, pero no puede revertir las secuelas que ya se hayan instaurado. Si una persona está siendo tratada para la sífilis debe abstenerse de tener relaciones sexuales hasta que las úlceras se hayan curado por completo. Si una persona es diagnosticada con Sífilis, debe avisar de inmediato a sus parejas para que se realicen análisis y se descarte la enfermedad. Si una persona es tratada exitosamente por Sífilis, puede contagiarse nuevamente si vuelve a entrar en contacto con un individuo infectado.

Cómo se puede prevenir ésta infección?

La manera más confiable es no mantener elaciones sexuales o limitarlas a una relación estable y mutuamente monógama con una pareja que ya se ha realizado pruebas y sabe que no está infectada. Las parejas deben hablar entre ellas respecto a si previamente han tenido un diagnóstico de VIH u otras ETS con el fin de permitirse tomar medidas preventivas. El uso correcto periódico de condones de látex puede disminuir el riesgo de contagio, únicamente si el área infectada está cubierta por el condón. La transmisión no puede evitarse al lavar los genitales, orinar o aplicar una ducha vaginal después de una relación sexual. Si usted presenta secreción genital o nota la aparición de una úlcera, irritación o crecimiento ganglionar a nivel inguinal, consulte con su médico y absténgase de tener relaciones sexuales.

En qué consiste esta infección?

La infección por el virus del papiloma humano es la ETS más frecuente. El virus tiene más de 40 tipos, que pueden infectar los genitales tanto de hombres como mujeres y puede localizarse en la piel de pene, el ano, la vagina y el cuello uterino (entrada al útero o la “matriz”). Es posible que la infección no sea visible, por lo cual la mayoría de las personas infectadas desconocen que están infectadas.

Cuáles son los síntomas y secuelas de la infección?

En algunos casos el virus puede causar verrugas tanto en hombres como mujeres, las cuales pueden ser elevadas, únicas, múltiples, pueden tener forma de coliflor o pueden ser planas (las cuales pueden pasar desapercibidas o confundirse con un “lunar”). Estas verrugas pueden aparecer en la piel del pene, prepucio o uretra, el ano, la vagina o la vulva; no desaparecen solas y deben ser tratadas por su urólogo o ginecólogo. Si hay aparición de verrugas en la uretra masculina, es importante realizar un examen especializado por el urólogo para descartar la presencia de verrugas en el resto del trayecto de la uretra o la vejiga.

La complicación más temida es que algunos tipos del virus pueden generar cáncer de cuello uterino, vulva (parte más externa de los genitales femeninos que incluye los labios menores y mayores), vagina, ano y pene. Según la posibilidad de que el virus cause cáncer, se han dividido los diferentes tipos en grupos de alto y bajo riesgo para generar cáncer. Los tipos de cáncer que genera el virus de papiloma humano suelen no dar síntomas por lo cual es posible que sean detectados en un estado avanzado; esta situación hace que sea menos probable curar la enfermedad y más probable morir de cáncer.

Cómo se contrae la enfermedad?

El virus se contrae por las relaciones sexuales vaginales y anales. El virus puede permanecer en el cuerpo de una persona durante años después del contagio y manifestarse de forma tardía. La mujer embarazada con infección genital por VPH puede transmitir la enfermedad a su bebé durante el parto vaginal; el bebé puede sufrir de verrugas en la garganta o laringe (papilomatosis respiratoria recurente).

Según datos del centro para el control de enfermedades de Estados Unidos (CDC por sus siglas en inglés), en la actualidad aproximadamente 20 millones de estadounidenses se encuentran infectados por VPH y 6.2 millones de personas se infectarán por primera vez anualmente; este importante centro académico considera que por lo menos es 50% de las mujeres y hombres sexualmente activos contraerán la infección genital por VPH en algún momento de sus vidas.

Cómo se puede prevenir la infección?

El uso de condones puede disminuir más no evitar por completo la transmisión de VPH i se usan de forma adecuada y regular. Sin embargo, el virus puede afectar áreas no cubiertas por el condón; la forma más segura de evitar el contagio es mantener relaciones sexuales en condición de mutua monogamia con una persona que no ha tenido o ha tenido pocas parejas sexuales. El número de parejas sexuales que se ha tenido en la vida está directamente relacionado con una mayor posibilidad de estar infectado/a por el VPH. Es importante saber que incluso personas que sólo han tenido una pareja sexual en su vida pueden contraer el virus si su pareja única presentaba infección por el VPH; es muy difícil determinar si una persona ha estado expuesta al virus en el pasado.

Existe una vacuna disponible para las niñas desde los 11 años de edad y se puede aplicar en mujeres jóvenes hasta los 26 años. Esta vacuna puede disminuir la posibilidad de adquirir cáncer de cuello uterino más no la evita por completo porque la vacuna no protege contra todos los tipos existentes de VIH. Es importante que todas las mujeres con vida sexual activa consulten a su ginecólogo de forma anual para la realización de la citología, examen con el cual se pueden detectar células malignas y según su estado planear un tratamiento.

Actualmente no se ha definido claramente si aplicar la vacuna a los hombres los protege efectivamente de la infección por VPH.

Cuál es el tratamiento para ésta infección?

En el caso de los hombres, ante la aparición de verrugas peneanas, anales o perineales (zona localizada entre el pene y el recto) resulta fundamental consultar con el urólogo. Igualmente, requiere consulta inmediata cualquier lesión ulcerada del pene que aumenta de tamaño o que no se cura en corto tiempo así como la aparición de ganglios inguinales palpables. Según el aspecto de la lesión al examen físico su urólogo puede decidir eliminar las verrugas o tomar una muestra para biopsia para descartar la presencia de cáncer de pene. El cáncer de pene es una enfermedad muy agresiva, y sólo es posible ofrecer terapia curativa si se detecta y trata de forma temprana; una vez el cáncer de pene ha avanzado, a posibilidad de morir por la enfermedad es muy elevada.

Es recomendable que los hombres homosexuales y bisexuales se realicen de forma anual pruebas de laboratorio para descartar cáncer de ano ya que éste tipo de cáncer es más frecuente en estos grupos de población.

Existen pruebas diagnósticas para saber si tengo la infección?

El virus del papiloma humano en muchos casos es autolimitado por el cuerpo, es decir, un sistema inmunológico sano puede detenerlo. Existen métodos diagnósticos para detectar anticuerpos contra el virus o para detectar el material genético del virus en una muestra de sangre (llamada PCR). Sin embargo, es posible que a pesar de haber tenido infección por el virus no se genere ningún problema de salud, pero en el caso contrario, lo más importante es detectar las complicaciones a tiempo e instaurar el tratamiento adecuado, para lo cual debe consultar con su urólogo o ginecólogo.

En qué consiste la enfermedad?

El VIH por sus siglas Virus de Inmunodeficiencia Humana, es el virus que causa el SIDA. Este virus ataca el sistema inmunitario, destruyendo las células de defensa naturales del cuerpo humano, generando suceptibilidad para contraer infecciones llamadas “oportunistas” (que se presentan en personas con un sistema inmune débil) y que pueden llevar a la muerte si no se tratan y se previenen. El virus entra en contacto con las células naturales de defensa y les transmite su material genético, pudiéndose replicar gracias a la maquinaria de la célula de defensa.

Cómo se transmite la enfermedad?

El virus no puede subsistir cuando entra en contacto con el medio ambiente. Por esta razón, la transmisión no se produce a través de las actividades cotidianas como saludar, compartir el inodoro, tocar materiales que hayan tocado personas infectadas, compartir vasos o alimentos. El VIH no es transmitido por las picaduras de mosquitos.

El virus se encuentra en la sangre, semen o flujo vaginal de las personas infectadas. Se puede transmitir principalmente al tener relaciones sexuales (anales, vaginales, orales), compartir agujas con alguien infectado o por la exposición de un bebé ante la madre infectada (antes de nacer, durante el parto o por la lactancia). También puede transmitirse por recibir transfusiones de sangre infectada, aunque desde la década de os 80´s todas las muestras de donación de sangre son examinadas para descartar infección por VIH.

Que personas tienen mayor riesgo de contraer a enfermedad?

Toda persona que mantenga relaciones sexuales no protegidas (anales, vaginales y orales) con más de una pareja, con una persona desconocida, con una pareja que sabe que está infectada y los hombres que tienen relaciones sexuales con hombres tienen mayor riesgo de contraer la enfermedad.

Si una persona tiene antecedentes de haber sido diagnosticada o haber recibido tratamiento para enfermedades como tuberculosis, hepatitis, sífilis u otras ETS debe realizarse pruebas para descartar infección por VIH. Igualmente aquellas personas que han tenido relaciones sexuales con parejas que tengan los antecedentes mencionados o consumo de drogas.

Cómo se puede prevenir la transmisión?

Se puede prevenir al abstenerse de tener relaciones sexuales hasta estar en una relación estable con una pareja única, que sepa que no está infectada (porque se ha realizado análisis recientes que se han reportado negativos) y en condición de monogamia mutua.

Las parejas que saben que tienen VIH deben usar condón de forma regular y adecuada para prevenir el contagio de otras ETS. Si una persona ha tenido, o piensa tener más de una pareja sexual, debe realizarse la prueba de detección al menos una vez al año. Las mujeres embarazadas deben realizarse la prueba una vez conocen de su estado de embarazo. Es importante conocer el pasado sexual de la pareja (uso de drogas, enfermedades diagnosticadas y comportamiento sexual) y tener en cuenta los posibles riesgos de salud antes de iniciar la actividad sexual.

El uso adecuado y regular de condones de látex puede disminur el riesgo de infectarse por VIH más no eliminarlo completamente. Es importante abstenerse de tener relaciones sexuales bajo el efecto de drogas o alcohol porque pueden no tenerse en cuenta las medidas de protección necesarias.

Cuáles son los síntomas de la infección?

La enfermedad puede estar en el cuerpo durante años sin generar síntomas. La única forma de saber con certeza si se está infectado o no, es haciéndose la prueba de VIH en sangre. Se conoce que hasta una cuarta parte de las personas infectadas en el mundo, no saben de su condición.

Cómo se puede detectar el VIH?

Una vez se entra en contacto con el virus, el cuerpo genera anticuerpos contra partículas del mismo. Mediante una muestra de sangre, se pueden detectar niveles de anticuerpos contra el virus del VIH. Existen otras enfermedades que pueden generar elevación de anticuerpos que pueden ser detectados en una prueba para VIH; esta situación se conoce en medicina como un falso-positivo de la prueba, lo cual significa que la prueba reporta positiva a pesar de no tener la enfermedad. Por esta razón, una vez el nivel de anticuerpos (prueba de ELISA) reporta positivo, se debe realizar una prueba confirmatoria que detecta el material genético específico del VIH. Si tiene alguna inquietud al respecto, o desea realizarse la prueba para detectar la infección, consulte con su médico.

En qué consiste ésta infección?

La gonorrea es una infección de transmisión sexual de origen bacteriano; la bacteria crece y se reproduce fácilmente en áreas húmedas del aparato reproductivo como cuello uterino, útero, trompas de Falopio y uretra, pero puede crecer también en la boca, la garganta, los ojos y el ano.

Cómo se transmite la enfermedad?

Se transmite por contacto con el oral-genital o genital-genital con una persona infectada, aun cuando no se haya producido una eyaculación. Si una persona ha sido tratada exitosamente para la enfermedad, puede infectarse de nuevo si vuelve a tener contacto sexual con una persona infectada.

Cuáles son los síntomas de la infección?

Es posible que algunas personas no tengan ningún síntoma después del contacto. Sin embargo, la mayoría presenta síntomas de forma temprana, dentro de 3 a 5 días post contacto sexual y en algunos casos pueden tardar en aparecer hasta 30 días. Los síntomas más frecuentes son ardor al orinar, secreción amarilla o blanca (usualmente abundante) en el pene, flujo vaginal o sangrado intermenstrual, secreción, picazón o dolor anal (con la defecación) y dolor o inflamación testicular. La infección rectal puede cursar sin síntomas al igual que la infección de garganta.

Que problemas graves de salud puede causar ésta infección?

En las mujeres la infección puede tener graves consecuencias (aún si cursa con síntomas leves e inespecíficos como flujo vaginal leve y/o sensación de cististis), ya que la bacteria puede ascender a los genitales internos (útero, trompas de falopio) y generar una inflamación pélvica crónica (EPI por sus siglas). Esta inflamación crónica puede manifestarse con síntomas leves como dolor pélvico inespecífico o muy graves como dolor pélvico asociado a fiebre. Esta enfermedad puede desencadenar abscesos pélvicos y daño a las trompas de Falopio lo cual puede ocasionar mayor riesgo de embarazos ectópicos (localizados por fuera del útero) e incluso infertilidad.

Los hombres pueden sufrir de inflamación en los conductos de los testículos (epididimitis), la cual es una afección dolorosa y que requiere manejo antibiótico prolongado. De no tratarse puede desencadenar infertilidad.

La bacteria también puede diseminarse a otros órganos generando dermatitis (inflamación de la piel), endocarditis (inflamación de la superfcie interna del corazón), artritis (inflamación articular) y meningitis (inflamación de los tejidos de recubrimiento cerebrales).

Si una mujer en embarazo tiene gonorrea, la infección puede pasar al bebé en el momento del parto, con efectos como ceguera, inflamación articular y complicaciones potencialmente mortales al diseminarse a la sangre.

Cómo puedo saber si tengo ésta enfermedad?

El examen físico realizado por su urólogo puede ser suficiente para el diagnóstico de la enfermedad. También existen pruebas de laboratorio tomando una muestra de la secreción del tejido infectado o en orina y analizándola en el microscopio.

Esta infección tiene cura?

La infección puede tratarse con antibióticos. La mayoría de las personas infectadas con gonorrea pueden tener infecciones por otra bacteria llamada Clamidia, por lo cual su médico probablemente dará tratamiento para ambos gérmenes. El antibiótico detiene la infección, pero en caso de haber dejado secuelas, estas no son reversibles con el medicamento. Es recomendable hacerse pruebas diagnósticas para

otras ETS y recordar que una vez curado, puede infectarse nuevamente si entra en contacto sexual con una persona infectada. Si los síntomas persisten a pesar del antibiótico, debe volver a consular con su urólogo ya que puede tratarse de una bacteria resistente al antibiótico insaurado.

Cómo puedo evitar la infección?

Al igual que con otras ETS, la forma más segura de evitar la infección es abstenerse de tener relaciones sexuales no seguras o mantener una única pareja en condición de monogamia mutua que se sepa no infectada. Los condones de látex, cuando se usan de manera habitual y correcta, pueden reducir el riesgo de transmisión de la gonorrea.

Todo síntoma o signo en los genitales como ardor al orinar, úlceras, flujo, secreción uretral, irritación o dolor debe ser motivo para dejar de tener relaciones y consultar oportunamente con su urólogo.

En qué consiste la infección y cuáles son los síntomas?

Es la ETS más frecuentemente reportada en los Estados Unidos, causada por la bacteria Chlamidia Trachomatis la cual puede afectar a hombres y mujeres. Esta es una enfermedad muy común aunque muchas personas pueden estar infectadas y no consultan porque no hay síntomas.

Cómo se transmite la enfermedad y cuáles son los síntomas?

La bacteria puede transmitirse durante las relaciones sexuales por contacto oro-genital o genital-genital. Igualmente puede transmitirse de una mujer embarazada a su bebé en el momento del parto. A mayor número de parejas sexuales, mayor probabilidad de contraer la infección.

Las poblaciones en mayor riesgo son individuos promiscuos, los hombres que tienen relaciones sexuales con hombres y las adolescentes y mujeres jóvenes quienes por inmadurez del cuello uterino (entrada al útero o “matriz”) son más susceptibles a contraer infecciones. Hasta ¾ de las mujeres y la mitad de los hombres infectados no presentan síntoma alguno; si hay manifestaciones, pueden presentarse aproximadamente entre una y tres semanas después del contacto sexual que generó el contagio.

Los síntomas son flujo vaginal anormal, sensación de ardor al orinar, secreción transparente a nivel de la uretra masculina que puede acompañarse de ardor y picazón alrededor del orificio uretral e inflamación de los testículos, pude haber dolor, secreción o sangrado rectal si la transmisión ha sido por relaciones sexuales anales; las mujeres pueden cursar con dolor abdominal bajo crónico, dolor de espalda, fiebre, dolor durante las relaciones sexuales o sangrado entre periodos menstruales.

En las mujeres la bacteria puede alcanzar los órganos genitales internos, causando también Enfermedad Pélvica Inflamatoria (arriba descrita) hasta en el 40% de las mujeres no tratadas, con graves consecuencias como aumento de la probabilidad de embarazos localizados fuera del útero o infertilidad. Por vía oro-genital puede presentarse infección de la garganta al tener relaciones sexuales con una persona infectada. Una mujer expuesta a una pareja con VIH, si está infectada por clamidia, tiene hasta cinco veces mayor probabilidad de infectarse por el VIH.

Cómo se puede prevenir la enfermedad?

La probabilidad de contraer la infección puede disminuir con las mismas estrategias usadas para otras ETS: abstinencia sexual, mantener relaciones sexuales con una pareja que sabe que no está infectada en condiciones de monogamia mutua o uso regular y adecuado del condón.

Para prevenir las secuelas que puede dejar la infección que no da síntomas, se ha sugerido que las mujeres sexualmente activas y menores de 25 años deben realizarse pruebas de laboratorio anuales para descartar la enfermedad. Igualmente, aquellas que mantengan relaciones sexuales con más de una pareja y las mujeres embarazadas una vez conozcan que están en embarazo.

Esta enfermedad puede complicarse?

Si, la infección por clamidia puede generar Enfermedad Pélvica Inflamatoria en las mujeres, infección de los testículos o la próstata en los hombres aunque en ellos rara vez causa infertilidad. Si la bacteria es transmitida a un bebé durante el parto, puede cursar con neumonía y conjuntivitis temprana.

Cómo se diagnostica la infección?

La forma más segura es consultar con su médico. Existen pruebas de laboratorio para visualizar la bacteria en muestras de orina, de tejido del cuello uterino o de secreción vaginal o de la uretra masculina.

Esta enfermedad puede curarse?

Si, puede ser curada con antibióticos. Las personas que reciben tratamiento deben abstenerse de tener relaciones sexuales hasta que hay terminado el tratamiento al igual que su pareja. Si una persona ha sido exitosamente tratada, puede volver a contagiarse al tener relaciones sexuales con una persona infectada.

Si la pareja no ha sido efectivamente tratada, la posibilidad de contraer nuevamente la enfermedad es muy alta con las ya mencionadas consecuencias. Si a una persona su médico le ha comunicado que tiene la enfermedad, debe comunicárselo a todas sus parejas sexuales recientes con el fin de que puedan realizarse pruebas de laboratorio y ser tratadas si es necesario.

En qué consiste la enfermedad?

Es una ETS causada por unos subtipos de la bacteria llamada Clamydia Trachomatis. La infección genera la aparición de una o más lesiones genitales que tienen superficie elevada y son de pequeño tamaño y/o úlceras e inflamación de los ganglios linfáticos del área genital e inguinal. Las lesiones o la lesión puede ulcerarse dentro de los 3 a 30 días del contacto sexual que generó el contagio y pueden permanecer sin ser detectadas en la vagina, la uretra o el recto.

Al igual que otras lesiones por ETS, estas úlceras aumentan la posibilidad de contraer el VIH si se tienen relaciones sexuales con una persona VIH positiva. Esta infección puede producir úlceras rectales, dolor y flujo anal, principalmente en personas que mantienen relaciones sexuales anales. La lesión puede confundirse con las producidas por otras ETS por lo cual es fundamental consultar con su urólogo para una adecuada detección y tratamiento.

Que complicaciones se pueden presentar por la infección?

Puede haber agrandamiento y ulceración de los genitales externos, así como obstrucción de los ganglios linfáticos inguinales, por lo cual se puede producir una inflamación crónica de los miembros inferiores (ya que los ganglios linfáticos son los encargados de redistribuir el líquido que se acumula en los tejidos).

Cómo se contrae el Linfogranuloma venéreo?

Se transmite a través del contacto con lesiones, úlceras y otras áreas en las cuales se encuentre la bacteria, por el contacto genital vaginal o anal así como el contacto de piel a piel. La bacteria se puede detectar en secreción del cuello uterino o de la uretra con un examen microscópico e instaurar el tratamiento antibiótico adecuado.

Esta enfermedad puede curarse? Es posible prevenirla?

La enfermedad puede ser curada por medio de tratamiento antibiótico prolongado (alrededor de tres semanas). La manera más segura de evitar el contagio es abstenerse de tener relaciones sexuales o de lo contrario, mantener relaciones sexuales con una pareja de se ha hecho pruebas de detección y sabe que no está infectada, en condición de monogamia mutua. El uso regular y adecuado de condones de látex puede disminuir el riesgo de contraer la enfermedad, pero es importante recordar que se puede adquirir la infección al entrar en contacto con zonas no cubiertas por el condón.

Si se está recibiendo tratamiento, es fundamental evitar tener relaciones sexuales hasta terminarlo. Igualmente, la pareja debe ser tratada. Si una persona es exitosamente tratada para el LGV, puede volver a contagiarse si vuelve a tener contacto sexual con una pareja infectada.